Revista Èvoque

Formentera es distinta, tiene algo diferente. Esta isla, conocida como el último paraíso del Mediterráneo, ha conseguido destacar en las últimas décadas como un destino turístico que ha conseguido la excelencia gracias a su protección de su maravilloso entorno natural. Visitantes y residentes se rinden a los encantos de esta pequeña isla, la más meridional del archipiélago balear, y a sus más de 20 kilómetros de playas de arena blanca y agua cristalina. De hecho, en 1999 fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como reconocimiento a la singularidad y la belleza natural de esta isla.

Acercarse aquí en verano es una opción ideal para aquellos que quieren alejarse por unos días del mundanal ruido. Su relativo aislamiento lo hace así posible, ya que solo se puede acceder a ella en barco desde Ibiza. Y precisamente el alquiler de yates y barcos en Formentera es una de las actividades de ocio que más suelen prodigarse durante los meses de verano. Poder disfrutar de la calma de sus aguas limpias durante una bella puesta de sol, frente a parajes casi vírgenes y en la mejor compañía a bordo de un barco debe ser uno de los mayores placeres terrenales que uno pueda regalarse.

Ya sea en un yate de lujo con más de 30 metros de eslora y varios camarotes, un velero, un catamarán o una lancha, el alquiler de barcos Formentera, Ibiza y otros puntos de Baleares es una actividad de lo más recomendable para pasar un verano inolvidable. Adentrarse en las aguas del Mediterráneo y viajar de isla en isla, o simplemente bordear la costa cerca de las playas, eso ya es decisión de cada cual. Pero de un modo u otro suponen una de las mejores formas de conocer y de disfrutar de esta auténtica joya de la naturaleza, que por suerte sigue conservándose casi intacta, y que se llama Formentera.

HOPYACHT

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.